Puigdemont declarade forma retórica la independencia y la suspende para buscar el “diálogo” y una “solución acordada”

El president comparece en el Parlament para explicar como aplica el referéndum. “Vivimos un momento excepcional de dimension historicas”, dice el president. Puigdemont, en castellano: “No somos locos, abducidos, delincuentes ni golpistas”.

En este sentido, sostiene que el 1-O no se celebró ningún referéndum y vuelve a condenar las cargas policiales. Iceta añade que del 1-O no puede deducirse “ningún mandato” para declarar la independencia y que fue una votación “sin garantías”.

  • Miguel Iceta: “No se puede suspender una declaración que no se ha hecho” y le reconoce que se encuentra entre las personas que estos días están “angustiadas”.
  • Arrimadas: “España no nos roba, nos roban los políticos corruptos, algunos con los que ha compartido cúpula del partido”

    “Tarde o temprano Cataluña votará de verdad (…) Vamos a recuperar una Cataluña nueva después de 30 años sin corrupción, sin 3%, sin medios que solo escuchan a una parte, respetable, pero no ha toda la ciudadanía”. Lo primero, asegura, “es recuperar la democracia” con urnas de verdad. “No nos va a romper el corazón. La mayoría de los catalanes creen que Cataluña es su tierra, España su país y Europa su futuro”.

    “España no nos roba, nos roban los políticos corruptos, algunos con los que ha compartido cúpula del partido”, dice Arrimadas, que ha enseñado su pasaporte para decirle a Puigdemont que no va a permitir que su familia tenga que usar este documento para ir a verla a Cataluña. En este sentido, ha recordado que una Cataluña independiente estaría fuera de Europa.

    Que usted sepa, Puigdemont, que la mayoría de los españoles se sienten catalanes, españoles y europeas. En la mayoría de los corazones catalanes no sobra ninguna bandera y no vamos a permitir que nos rompa el corazón”, añade Arrimadas enseñando un corazón de papel con los colores de las tres banderas.

    Sí le reconoce el mérito a Puigdemont de “haber despertado a una mayoría silenciada que no silenciosa” y le recuerda que no tiene mayoría para declarar la independencia.

    “Usted ha puesto esta institución (Parlament), que se pasó décadas tapiadas por una dictadura, en peligro”, señala Arrimadas, que recuerda a Puigdemont que está en juego la autonomía. “Ustedes han pulverizado la autonomía con su irresponsabilidad”.

    Se dirige ahora a Artur Mas para recordarle que en contra de lo que él dijo se han ido “unas cuantas empresas” de Cataluña.

    “Se han equivocado de siglo”, continúa la líder de Ciudadanos, que recuerda que la UE no va a dejar que Cataluña se independice porque sería “abrir la caja de Pandora” para el resto de nacionalismos que quieren “romper Europa”. “No es que quieran romper España y Europa han roto al pueblo catalán, lo que han hecho es permitir que se nos señale”.

    Ustedes representan el nacionalismo que busca división, cuando Europa significa unidad”, señala Arrimadas, que se queja de que a la oposición se le dé solo 10 minutos para intervenir tras declarar la independencia y enseña un cartel de Convergència que acusa al resto de los españoles de ser “la España subsidiada”.

    Nadie en Europa apoya lo que usted, Carles Puigdemont, acaba de hacer. Nadie reconoce el 1 de octubre. Todo el mundo ha visto que esto no iba de urnas sino de independencia”.

    “Esto ha sido una crónica de un golpe anunciado a España y la Unión Europea”, ha empezado. “Nunca han querido ser referendistas, con el 1-O usted ha encontrado la coartada”. Sea en “diferido, suspendida” sigue siendo una declaración de independencia, añade Arrimadas.

    La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, toma la palabra para responder a Carles Puigdemont.

    Puigdemont asegura que su gesto es un ejercicio de “generosidad y responsabilidad” al no hacer que la declaración de independencia unilateral. Recibe los aplausos de Junts pel Sí puestos en pie mientras que los diputados de la CUP permanecen sentados sin aplaudir.

    “Pido a los ciudadanos que se sigan manifestando como hasta ahora, a las empresas y agentes económicos que sigan generando riqueza (…) al Gobierno español le pido que escuche, si no es a nosotros, al menos a la comunidad internacional; a la UE le pido que se implique a fondo”.

    El presidente catalán recuerda, en este sentido, las numerosas llamadas a la mediación que ha habido en los últimos días desde la comunidad internacional. “Todas estas voces merecen ser escuchadas”.

    Puigdemont propone, no obstante, que el Parlament suspenda esta declaración de independencia para que se abra un diálogo.

    “Hay un antes y un después del 1-O (…) Como presidente de la Generalitat asumo el mandato del del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república“. Aplausos de la bancada independentista.

    “Cataluña se ha ganado el derecho de ser escuchada”, continúa Puigdemont, que añade que “el sí a la independencia” ganó las elecciones autonómicas hace dos años y el referéndum del 1-O bajo una lluvia de porrazos”.

    Puigdemont se dirige ahora al resto de españoles en castellanos y les pide un “esfuerzo por entender las razones” que les han llevado “hasta aquí”. “No somos unos locos, unos golpistas, unos abducidos (…) No tenemos nada contra España. Al contrario, nos queremos entender mejor (…) Hay democracia más allá de la constitución”.

    “La única esperanza es que el rey ejerciera el papel moderador que le otorga la Constitución” pero no fue así, asegura.

    Recuerda que el expresidente de Artur Mas, presente en el pleno, y otros exmiembros del Govern fueron inhabilitados por organizar la consulta del 9N. Añade que esta “ola represiva” también incluye la detención de 17 personas hace unas semanas.

    Puigdemont asegura que hasta “en 18 ocasiones” se ha pedido al Gobierno que se celebrara un referéndum como el de Escocia pactando la pregunta y con el compromiso de aplicar el resultado. “Si esto se pudo hacer en el Reino Unido, ¿por qué no se pudo hacer en España?

    Este menos “menosprecio” es el que está detrás, explica Puigdemont, de que de “millones” de ciudadanos en Cataluña crean que la solución es su independencia y que este camino debía hacerse con un referéndum.

    Puigdemont asegura que la sentencia del Tribunal Constitucional fue una “humillación” para Cataluña y que desde entonces ha habido políticas de “recentralización” del Estado.

    Puigdemont recuerda que el Estatut fue aprobado por la ciudadanía “con 145.000 votos menos” de los “sí” a la independencia del pasado domingo 1-O. “A pesar de haber seguido los procedimientos y el orden constitucional, a pesar de tener al 88% del Parlament y a pesar del voto popular, la acción combinada del TC convirtió el Estatut en “irreconocible”, ha asegurado.

Deja un comentario