Casi un millón de personas “toman” las calles de Barcelona en defensa de la unidad de España

En la foto de la cabecera de la manifestación, presidida por Mariano Gom presidente de Sociedad Civica Catalana, se puede reconocer al premio Nobel de la Paz, Mario Vargas Llosa y Josep Borrell, a los que hay que añadir a la ministra Dolor Montserrat, Albiol, Rivera y Salvador Illa, entre otros

Todos los medios de comunicación y agencias de prensa coinciden al informar de la manifestación que ha tenido lugar en la mañana de hoy en Barcelona, de la masiva participación de personas en la misma. La plataforma Societat Civil Catalana (SCC) ha cifrado finalmente en más de un millón las personas que se han manifestado esta mañana en Barcelona en contra de la independencia de Cataluña y a favor de la unidad de España y 350.000 la Guardia Urbana.

Miles de personas se han manifestado desde la plaza Urquinaona a través de Vía Laietana; hasta la estación de Francia, entre banderas españolas, catalanas y europeas bajo el lema “¡Basta! Recuperemos la sensatez”.

La manifestación, a la que han acudido políticos del PP -Dolors Montserrat, Rafael Hernando, Javier Arenas, Pablo Casado, Enric Millo, Andrea Levy, Xavier García Albiol o Cristina Cifuentes-, de Ciudadanos -Albert Rivera, Inés Arrimadas, José Manuel Villegas o Begoña Villacís- y del PSC -Salvador Illa, Josep Borrell o Celestino Corbacho-, de VOX –Santiago Abascal y Javier Ortega-, que ayer participaron en la concentración de Madrid, convocada por la Fundación DENAES y que congrego también a más de cien mil personas en la plaza de Colón. A la convocatoria de SCC, se han adherido más de cincuenta asociaciones. Esta manifestación ha tenido lugar a tan sólo dos días de que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparezca en el Parlament con una declaración de independencia sobre la mesa.

Hay quien no se ha cortado al declarar que “ni está, ni se le espera”, haciendo referencia a la ausencia de la alcadesa de la ciudad Ada Colau, pese a celebrase en la ciudad condal la manifestación.

Al término de marcha, el manifiesto de Societat Civil Catalana ha pedido acabar con la “marginación” de los catalanes no nacionalistas, así como con la “confrontación”, la “confusión” y el “dolor” que asegura que vive la población de Cataluña con motivo del 1-O.

“Ningún actor político debe obviar que los catalanes no nacionalistas formamos parte del paisaje y que somos también sociedad catalana. Se acabó la marginación, tenemos derecho a ser escuchados y a ser tenidos en cuenta”, destaca el manifiesto.

 

El texto, leído inicialmente en castellano por el vicepresidente de SCC, Álex Ramos, hace un llamamiento al “sentido común” y resalta la “voluntad decidida de poner fin a un proceso” que ha “sumido” a los catalanes “en la confrontación, la confusión, el dolor y la desesperanza”.

“Los riesgos del proceso independentista que venimos advirtiendo desde hace años han alcanzado su máxima visibilidad: los nacionalistas han llegado hasta el mismo borde del precipicio y ahora quieren lanzar a la sociedad catalana al vacío”, añade.

Los autores del manifiesto acusan a los impulsores de este proceso de “vulnerar el sistema de derechos y libertades”, de “instrumentalizar las instituciones al servicio de sus objetivos” y de “quebrar la convivencia”.

Como resultado de todo esto, han citado las “discusiones continuas en las familias y entre amigos”, la “fuga” de empresas y la existencia de “menores enfrentados en las aulas por cuestiones que en realidad son incapaces de comprender”.

“Hay tensión social y para muchos es difícilmente soportable. Independentistas y no nacionalistas nos miramos con recelo. Hoy somos una sociedad dividida y debemos asumir que tenemos que empezar urgentemente a tender puentes. Por nosotros no quedará”, sostienen.

 

El ex fiscal superior de Justicia de Cataluña Carlos Jiménez Villarejo, que fue eurodiputado de Podemos, ha relevado a Álex Ramos en la lectura en castellano del manifiesto, que ha sido leído en catalán y en dos versiones reducidas en inglés y francés.

 

Para SCC, la manifestación de hoy, celebrada bajo el lema ‘¡Basta! Recuperemos la sensatez’, “marcará un antes y un después”, al haber congregado a “cientos de miles de personas, de Cataluña y del resto de España” y haber hecho “visibles” a los no nacionalistas.

“Oirán nuestra voz, no van a tener otro remedio, porque ya no nos vamos a callar más”, han señalado en el manifiesto, donde se han mostrado “orgullosos” de su “condición de españoles y europeos”.

Los autores del texto han asegurado que no son “excluyentes” y han expresado su voluntad de “convivir con los conciudadanos nacionalistas”, al tiempo que han pedido a las instituciones catalanas que “asuman” la “pluralidad interna” de Cataluña.

 

“Nuestra mano está tendida. Somos personas de ley, dispuestas a escuchar, a atender y a hablar. Eso sí, dentro del marco de convivencia que nos hemos dado los catalanes en Cataluña, España y la Unión Europea”, han resaltado.

Por otro lado, han señalado que “vivir al margen de la ley tiene amargas consecuencias”, como aseguran que han podido comprobar en la última semanas.

Además, han pedido la “colaboración” de los españoles y de “todos los europeos” para evitar el “aislacionismo”, la “marginalidad” y la “pobreza” a la que consideran que les llevarán los nacionalistas, ya que han alegado que sus “problemas” son “compartidos”.

Los autores del manifiesto se han definido como personas “de sensibilidades políticas muy diversas” unidas por sus “ansias de paz y de libertad”.

“Esta manifestación ha dejado claro que no estamos solos y en estas semanas, tan complicadas y agitadas, lo agradecemos especialmente. Nos conforta sentir el calor solidario de nuestros compatriotas”, han añadido.

Al término del texto, han expresado su deseo de contar con más personas para que suene “más fuerte” su “sí a la convivencia, sí a Cataluña, sí a España y sí a la Unión Europea”.

“Visca Catalunya, visca Espanya, visca Europa”, han concluido.

La multitudinaria manifestación ha reunido a dirigentes de PP, de Cs y del PSC entre los miles de participantes. Del PP destaca la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el líder en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández; los dirigentes Javier Arenas y Andrea Levy, y el expresidente de Baleares José Ramón Bauzá.

Entre los miembros de Cs sobresalen su presidente, Albert Rivera; la líder en Cataluña y portavoz del partido, Inés Arrimadas, y los también dirigentes de la formación Fernando de Páramo, José Manuel Villegas y Carlos Carrizosa.

El máximo representante del PSC es Salvador Illa, el secretario de organización de los socialistas catalanes –que, a diferencia de PP y Cs, no acude como partido, aunque la formación animó por carta a los militantes a acudir—y de VOX, Santiago Abascal.

Además, se ha podido ver al secretario segundo de la Mesa del Parlament, David Pérez (PSC), y, en una de las primeras filas tras la cabecera, al ex ministro Celestino Corbacho (PSC)

Además, estaban el presidente el presidente de la Cámara de Comercio de España y de Freixenet, Josep Lluís Bonet; el ex fiscal Carlos Jiménez Villarejo, y el presidente de SCC, Mariano Gom, junto a otros dirigentes de la entidad.

Muchos de los participantes en la multitudinaria manifestación han saludo calurosamente a agentes del Cuerpo Nacional de Policía que se encontraban en el recorrido.

El punto más destacado en que lo han hecho es a su paso por la Jefatura que está en la Via Laietana, la calle principal del recorrido. Al llegar a la puerta de este edificio, los manifestantes se han acercado para dar la mano e incluso abrazar y besar a los agentes que forman ante la sede de la Jefatura.

Durante el recorrido los manifestantes, que exhibían multitud de banderas españolas, senyeres y europeas, coreaban lemas como “Puigdemont a prisión”, “Yo soy español” o “Viva España, viva Cataluña y viva la Guardia Civil”. En el centro de la marcha se ha desplegado una gran pancarta con un corazón dividido en tres partes, con los colores de las banderas catalana, española y europea. En otras se leían lemas como “¡La unidad de España no se vota ni se negocia! ¡Se defiende!”, “Golpe ¡no!”, “España somos todos” o “155 ya”.

La marcha, que ha pasado por Via Laietana -donde los manifestantes han gritado “No estáis solos” al pasar junto a la Jefatura Superior de Policía– ha terminado ante la Estación de Francia, donde el Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa y el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell se han dirigido a los asistentes.

Vargas Llosa ha asegurado que “ninguna conjura independentista destruirá la democracia española, que está aquí para quedarse” y ha alertado de que “la pasión nacionalista es la peor de todas, la que ha causado más estragos” en Europa. “El nacionalismo está causando estragos en Cataluña. Pero para eso estamos aquí, para pararlo”, ha asegurado el escritor peruano.

El Premio Nobel de Literatura ha afirmado que “España es una tierra de libertad” algo que “el independentismo no va a destruir”. Y ha señalado que la movilización de este domingo demuestra a los “independentistas minoritarios que España es un país moderno que ha hecho suya la libertad y que no va a renunciar a ella por una conjura que quiere reducirlo a país tercermundista”.

Mario Vargas Llosa se dirige a la multitud tras la marcha en defensa de la unidad de España que ha recorrido Barcelona
reproducir videoMario Vargas Llosa subraya que la “conjura independentista no destruirá 500 años de historia”

Borrell: ningún hombre ni ninguna multitud están por encima de la ley

Al finalizar la manifestación también ha intervenido Josep Borrell, quien ha acusado a los dirigentes independentistas de hacer lo contrario al ideal europeo “que es el respeto a la ley y la solidaridad”. El exministro ha pedido “extremar el respeto” hacia todos: “No gritéis como las turbas del circo romano. A la prisión va solo quien diga el juez que tiene que ir”.

Además, el exdirigente socialista ha arremetido contra varios dirigentes catalanes, como la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, a quien ha dicho que tenía que haber dimitido antes de decir que “que quienes votan a determinados partidos no son catalanes”. “Los que no pensamos como los nacionalistas somos tan ciudadanos de Cataluña como ellos“, ha reclamado ante los aplausos de los asistentes.

También ha afeado a los empresarios no haber hablado antes. “¿Todo lo que decíais en privado por qué no lo decíais en público? (…) Porque entonces podría no estar pasando esto”, ha afirmado Borrell, para quien si se declara la independencia de forma unilateral “este país se va por el precipicio”.

Ningún hombre por poderoso que sea ni ninguna multitud está por encima de la ley“, ha dicho para concluir su discurso el ex presidente del Parlamento Europeo, que ha defendido la bandera de la UE como su “estelada” y ha reclamado el “control democrático de los medios de comunicación públicos”, de los que ha dicho “son una vergüenza democrática”.

Societat Civil Catalana ha asegurado que el referéndum del 1 de octubre “no debería haberse producido jamás”, espera “fervientemente” que no se repita y señala que “bajo ningún concepto” la Generalitat debería avanzar hacia una declaración unilateral de independencia (DUI).

Deja un comentario