Corea del Norte condenó a muerte a cuatro periodistas por difamación

Los reporteros surcoreanos Yang Ji Ho y Son Hyo Rim y los directores de los diarios Chosun Ilbo y Dong A Ilbo recibieron la pena capital por una reseña sobre un libro que critica al régimen de Kim Jong-un y que fue escrito por dos corresponsales británicos

Un tribunal de Corea del Norte condenó a muerte a dos periodistas surcoreanos y a los dos directores de los diarios para los que trabajan por “insultar gravemente la dignidad” del país al entrevistar a los autores británicos de un libro sobre la vida en Pyongyang.

Según las informaciones recogidas por KCNA, la agencia estatal norcoreana de noticias, los periodistas “difamaron salvajemente la realidad de Corea del Norte”.

“Los criminales no tienen derecho de apelación y la ejecución será llevada a cabo en cualquier momento y lugar, sin procedimientos adicionales”, indicó un portavoz del tribunal, tal y como ha recogido la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

El Ministerio de Unificación de Corea del Sur repudió inmediatamente la sentencia emitida por el tribunal del país vecino, asegurando que Seúl “tomará las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los ciudadanos surcoreanos”.

Los periodistas británicos que escribieron el libro son James Pearson, corresponsal en Seúl de la agencia británica de noticias Reuters, y Daniel Tudor, ex corresponsal en Corea del Sur de la revista The Economist.

Su libro, titulado ‘North Korea Confidential’ (Corea del Norte Confidencial), está basado en entrevistas a desertores norcoreanos, diplomáticos y comerciantes, y refleja una creciente economía de mercado en la que la población del país tiene acceso a programas de televisión surcoreanos, la moda y películas chinas y estadounidenses introducidas de contrabando.

La edición en coreano del libro, publicada este mismo mes y traducida como “La capitalista República de Corea”, recibió reseñas de los periodistas Yang Ji Ho, del diario Chosun Ilbo, y Son Hyo Rim, del periódico Dong A Ilbo, quienes han sido condenados por ello.

Deja un comentario