La Diputación llena de actividad el interior de la provincia de la mano de ‘Cortometrando’

 La Diputación de Castellón ha convertido el cine en la mejor excusa para impulsar la dinamización de los municipios del interior de la provincia. No en vano, los seis finalistas de esta quinta edición del Festival Provincial de Cortometrajes de Castellón ‘Cortometrando’ han convertido seis municipios diferentes del mundo rural castellonense en un improvisado plató “en el que se han fusionado el talento de los cineastas castellonenses y el patrimonio de esta provincia única para llenar de actividad y oportunidades nuestros pueblos”.

El vicepresidente y diputado de Cultura, Vicent Sales, se ha trasladado esta mañana hasta Cirat, escenario del último de los rodajes con el corto ‘Sra Consuelo’, de Juan Vicent, para comprobar en primera persona la trascendencia de una iniciativa que a lo largo de la semana involucrará a todos los vecinos de esta población de poco más de 250 habitantes.

Y es que tal y como ha subrayado Sales, “Cortometrando nació con ese objetivo: dinamizar nuestros pueblos al mismo tiempo que aprovechamos el inagotable talento de nuestros cineastas para promocionar turísticamente la provincia a través del séptimo arte. Para ello, convertimos nuestra gente, patrimonio e historias en el mejor guión para dar a conocer la provincia y sus innumerables encantos a través de la gran pantalla”.

Con este objetivo, además de este último rodaje, cinco municipios más del mundo rural castellonense se han llenado de cultura y cámaras a lo largo de julio y agosto para la grabación de los otros cinco cortos que optan a alcarse con la claqueta en esta nueva edición de una iniciativa cultural que “cumple un lustro mostrando a través del cine las innumerables bondades que atesora esta tierra única”.

De este modo, junto a Cirat, el guionista David Jiménez ha convertido Castellfort en protagonista de ’90 primaveras; Sergio Terán ha hecho lo propio con Les Coves de Vinromà y ‘Futuro 1.0; ‘Días de Amor y Penitencia’, de Ibán Asensio ha llevado las cámaras a Costur; ‘Huídas’ de Toni Vida, a Alfondeguilla; mientras que, por último, Nerea Pavón ha rodado su corto ‘Renacer’, en Vilanova d’Alcolea.

“Cortometrando, como se ha demostrado a lo largo de estas últimas semanas, nos permite llenar de actividad nuestros pueblos del interior y hacer del cine una inmejorable herramienta de promoción turística. La gran pantalla nos permite reivindicar y difundir el excelente patrimonio natural, cultural, arquitectónico e incluso histórico de Castellón y sus pueblos generando un escenario de oportunidades turísticas y favoreciendo el desarrollo económico municipal de las localidades protagonistas”, ha reseñado Sales.

Del mismo modo, el vicepresidente de Cultura ha querido resaltar que junto a la proyección turística y las oportunidades económicas, “Cortometrando va más allá para reforzar el orgullo de vivir en Castellón. Involucrando en el rodaje a los propios vecinos consolidamos el sentimiento de pertenencia a una tierra de película”.

Mapa cinematográfico del interior de la provincia

Cabe resaltar que con estos seis rodajes, serán ya 31 los pueblos del mundo rural castellonense que gracias a esta iniciativa cultural y turística impulsada por el Gobierno Provincial han convertido el cine en “su mejor prescriptor turístico”.

“Todavía queda mucha provincia por descubrir a través de la gran pantalla pero edición a edición estamos creando un gran mapa cinematográfico del interior de la provincia contribuyendo de este modo al desarrollo del territorio”, ha explicado Sales.

Premios a los finalistas

Cabe recordar, además, que el Gobierno Provincial subvenciona con 900 euros el rodaje de cada uno de los seis cortometrajes finalistas. Además, en la gala de clausura, el cortometraje ganador obtendrá un premio de 1.700 euros, mientras que el corto favorito del público tendrá una dotación de 500 euros. Por último se entregara los premios a la mejor actriz y al mejor actor, dotados de 200 euros cada uno de ellos.

Deja un comentario