Trump anuncia que “no aceptará ni permitirá” a las personas transexuales servir en el Ejército

AGENCIAS El presidente de EEUU, Donald Trump, ha anunciado este miércoles su decisión de prohibir que las personas transexuales sirvan en las Fuerzas Armadas del país, tras haber consultado con sus “generales y expertos militares”.

Trump ha hecho el anuncio a través de su cuenta personal de Twitter y ha detallado que su Gobierno “no aceptará ni permitirá” que personas tránsgenero “sirvan en ninguna capacidad” en las Fuerzas Armadas.

 “Nuestras fuerzas armadas deben centrarse en la victoria decisiva y arrolladora, y no pueden ser lastradas con los enormes costes médicos y la perturbación que implicarían los transgénero”, ha argumentado en otro tuit.

Según el senador McCain, la decisión es “inapropiada”

El senador John McCain ha calificado la decisión de Trump de “poco clara e inapropiada“. McCain ha explicado que “ninguna política es apropiada” hasta que el estudio que realiza el Pentágono sobre el impacto de alistar a tropas transgénero “sea completado y revisado por el secretario de Defensa”.

La demócrata Nancy Pelosi ha declarado que “una vez más, el Presidente Trump ha demostrado que su conducta no se mueve ni por el honor, la decencia o la seguridad nacional, sino por puro prejuicio”. Por su parte, el defensor del colectivo en el país ha señalado que la decisión de Trump es un “ataque horrible e ignorante” hacia estos soldados.

La republicana Ileana Ros-Lehtinen, cuyo hijo es transgénero, ha escrito en Twitter que “ningún americano, sin importar su orientación sexual, género o identidad, debería ser privado del honor y privilegio de servir a nuestra nación”.

La soldado transexual Chelsea Manning, excarcelada el pasado mes de mayo, ha dicho en la misma red social que la acción de Trump “suena a cobardía”.

La congresista republicana Vicky Hartzler, ha salido en defensa de la medida. Hartzler ha señalado que la política de Obama era “muy costosa y dañina”.

Barack Obama abrió las puertas al colectivo en 2016

En junio de 2016, el entonces secretario de Defensa de Estados Unidos, Ashton Carter, anunció en una rueda de prensa desde el Pentágono que “con efecto inmediato” las Fuerzas Armadas quedaban abiertas a los transexuales.

Posteriormente, el Gobierno del expresidente Barack Obama fijó el 1 de julio de 2017 como la fecha para empezar a reclutar a transexuales para las tropas. Fue el expresidente quien en 2011 acabó con el veto a soldados homosexuales en el Ejército.

Sin embargo, la Administración Trump decidió el pasado 30 de junio un aplazamiento de seis meses, hasta el 1 de enero de 2018, del reclutamiento de transexuales. Durante este periodo iban a revisarse los planes de adhesión de los transexuales y el posible “impacto” en la “preparación y poder letal” de las Fuerzas Armadas, según detalló entonces el Pentágono.

Ese aplazamiento no afectaba a los transexuales que ya se encuentran sirviendo en las Fuerzas Armadas y cuyo futuro es incierto con la decisión anunciada  por Trump, que no ha precisado en sus tuits cuándo ni cómo se aplicará su prohibición. Según un estudio citado por Carter en 2016,  habría alrededor de 2.500 soldados transexuales en activo y 1.500 en reserva en el Ejército americano.

Deja un comentario