Al menos 22 muertos y 59 heridos en un atentado suicida en un concierto de Ariana Grande en Manchester

La Policía ha confirmado que el autor del atentado, un varón, murió al hacer estallar un artefacto explosivo de fabricación casera y está investigando si actuó solo.

El Gobierno británico ha convocado un comité de emergencias COBRA a las 09.00 hora local (10:00, hora española) que preside la primera ministra, Theresa May.

Se trata del segundo atentado este año después del ataque en marzo contra el Parlamento de Westminster, que causó cuatro muertos, incluyendo al atacante.

Adolescentes y niños

Los vídeos particulares y los testimonios dan cuenta de la fuerte explosión que se produjo hacia el final del concierto. “Se produjo una detonación y todas las personas que estaban en el otro lado del pabellón se pusieron a correr de pronto hacia nosotros porque trataban de salir”, ha explicado uno de los asistentes.

Según un portavoz del estadio, la deflagración se ha producido “fuera del recinto”, aunque otras fuentes apuntan a que ocurrió en el vestíbulo que comunica la sala de conciertos con la estación Victoria cuando la gente estaba ya abandonando el espectáculo. La estación de tren ha paralizado su actividad y el tráfico de trenes se ha suspendido este martes.

El Manchester Arena es una de las salas cubiertas más grandes de Europa, con capacidad para 21.000 espectadores.

Ariana Grande es muy popular entre adolescentes y niños, por lo que estos y sus padres conformaban el público que abarrotaba el estadio. La Policía ha confirmado que entre las víctimas mortales hay niños.

La cantante estadounidense ha mostrado sus condolencias en Twitter: “Rota. Desde lo más hondo de mi corazón. Lo siento mucho. No tengo palabras”

El caos que siguió a la explosión y la evacuación del estadio ha provocado que muchos jóvenes se dispersaran por la zona. Familiares y amigos han colgado fotos en redes sociales para intentar localizarles.

En otras ocasiones, los taxistas de Manchester e incluso de la cercana Liverpool se han ofrecido para llevar a los jóvenes a casa.

Hoteles y particulares de Manchester han decidido también ofrecer habitaciones a través de Twitter a quienes lo necesiten, con el hashtag #RoomForManchester (Habitación para Manchester).

Suspendidos los actos de campaña

La primera ministra británica, Theresa May, ha condenado el incidente y ha indicado que sus “pensamientos están con las víctimas y sus familias”.

La secretaria de Interior, Amber Rudd, ha condenado el “bárbaro ataque” contra “algunos de los más vulnerables de nuestra sociedad, jóvenes y niños”.

Tanto el Partido Conservador de May como el Laborista de Corbyn han informado de que suspenden los próximos actos de campaña “hasta nuevo aviso”, a solo tres semanas para las elecciones generales en el Reino Unido, el 8 de junio.

Asimismo, el alcalde de Manchester, el laborista Andy Burnham, ha expresado sus condolencias a las víctimas y ha lamentado la que ha sido “una noche terrible”. “Mi corazón está con las familias que han perdido a sus seres queridos y mi admiración con los valientes servicios de emergencias. Ha sido una noche terrible para nuestra gran ciudad”, ha afirmado Burnham en su cuenta personal de Twitter.

En Londres, las medidas de seguridad se han incrementado y el alcalde, Sadiq Khan, ha advertido que habrá más presencia policial.

Teléfonos de emergencias

La Policía ha facilitado un número de teléfono de emergencia (0161 856 9400) para todos aquellos que quieran saber sobre amigos o familiares que quizás estuvieron en la escena.

Por su parte, la Guardia Civil española ha facilitado también a través de Twitter un teléfono de emergencia consular: +44 (0) 7801371704 para los españoles que puedan requerir ayuda o información en Manchester.

Deja un comentario